Mis amigos

lunes, 5 de diciembre de 2011

GALLETAS BROWNIE

Estas galletas están especialmente ricas, para aquellos que les guste el chocolate, claro!. Las preparé de postre para una cena con una amiga. No me daba tiempo a una tarta, estaba a media hora de que llegara y algo tenía que preparar y me acordé de ellas. Estaba esperando una disculpa para prepararlas y aquí tenía mi oportunidad. Me queda pendiente hacer el Brownie pero creo que eso va a ser un suicidio, jajaja. La pega fue que cuando llegó mi amiga, me dice que está a dieta!!!!, mi gozo en un pozo… jajajaj, de todos modos, se llevó unas pocas para sus sobrinos (o eso me dijo, jijiji). Esta es la foto del besuguín que nos preparamos.

En seguida empezaré a poner recetas saladas.

La receta la saqué de mi gran amado blog “Mi dulce Tentanción” y la hice al pie de la letra, por lo que os pongo la receta tal cual, bueno, tal cual no, porque la receta lleva nueces peladas y troceadas y yo no las he puesto.



INGREDIENTES:

- 150 grms de chocolate fondant.
- 100 grms de mantequilla.
- 180 grms de azúcar.
- Una pizca de sal.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- 115 grms de harina.
- 1/2 cucharadita de levadura química.
- 2 cucharadas de cacao en polvo.
- 2 huevos.

ELABORACIÓN:

Ponemos el horno a precalentar a 180ºC, como casi siempre, arriba y abajo y con el ventilador en mi caso.
En un bol y al baño maría, disolveremos la mantequilla y el chocolate. Para ello pondremos ambos ingredientes en un bol de cristal y este lo introduciremos en un cazo con agua caliente pero que no llegue a hervir. Es importante que el bol de cristal no toque el agua. Dejaremos que ambos ingredientes se fundan con el vapor del agua.
Mientras tanto, en otro recipiente mezclamos los huevos con el azúcar.
Una vez que tengamos la mantequilla y el chocolate disueltos, se lo agregaremos a la mezcla de los huevos y uniremos todo muy bien.
Finalmente añadiremos la esencia, la harina y el cacao (ambos tamizados).
Mezclaremos todo muy bien hasta conseguir una masa uniforme y homogénea. Cogeremos porciones, del tamaño similar a lo que nos quepa en una cucharadita, y las colocaremos sobre la placa de horno, sobre la que habremos colocado papel de horno. Las tendremos unos 15 minutos.
Las sacamos fuera del horno y dejamos que enfríen 10 mintuos sobre la placa y posteriormente, dejaremos que enfríen del todo en una rejilla.

De verdad que se hacen en un momento y se conservan muy bien en una caja metálica de galletas.

Tengo pendiente hacer alguna receta navideña, prometido!!

Un besito!!


Mamen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada